El negocio del Candy Bar

febrero 15, 2021

Cualquier excusa es motivo de celebración, sobre todo si se trata de una fecha especial como cumpleaños, XV años, despedidas de soltera, bodas, baby showers, bautizos o aniversarios.

A pesar de las circunstancias, los festejos están siempre vigentes; tal como los Candy Bar —montajes de golosinas personalizadas con la temática del evento— que hace años llegaron para endulzar los encuentros y ahora son un básico que no puede faltar.

El Candy Bar es una tendencia que combina variedad de técnicas manuales al apoyarse de globoflexia, scrapbook, pintura y, por supuesto, de la repostería. Lo que lo hace una excelente opción para emprender y capitalizar el talento de aquellos aficionados a estas manualidades.

Frascos, bandejas, lámparas, cajas, bolsas, vasos, envolturas, arcos, colgantes, guirnaldas y un sinfín de arreglos elaborados con base en un personaje, una gama de colores o una temática son la clave de su éxito, pues es el diseño el responsable de llamar la atención de los invitados.

El Candy Bar ofrece distintas modalidades de comercialización, una de ellas es desarrollar completamente el montaje escenográfico. Para este modelo la decoración debe ser sencilla, de tal manera que trasladarla, montarla y desmontarla sea una tarea fácil. La otra opción es vender todos los insumos para que el cliente se encargue del resto. En cualquier variante lo primordial es ofrecer un diseño único.

Combinar alturas, texturas y colores; así como incluir una oferta variada de snacks: chocolates, gomitas, paletas, palomitas, jícamas, pepinos, zanahorias, galletas, cupcakes, cakepops, trufas y un atractivo pastel harán de tu Candy Bar un montaje espectacular que atraerá tanto a niños, como a adultos.

Atrévete y Capitaliza tu Pasión en Expo Mercería y Manualidades, echa a volar tu imaginación.

Síguenos en: