CON EL APOYO DE:

Técnicas de escritura: caligrafía, lettering y cursiva

febrero 15, 2021

 

Más allá de plasmar las ideas sobre un trozo de papel la escritura nos permite abrir la puerta a un mundo artístico, donde el tiempo, el esfuerzo y, por supuesto, el toque personal crea poderosos diseños.

Vivimos en un mundo digital en el que es cada vez más común comunicarnos a través de algún dispositivo electrónico; es tan fácil redactar un texto en la computadora o elaborar una tarjeta electrónica que podría pensarse que cartas, apuntes y otros escritos hechos a mano han sido relegados, pero no es así, ya que en los últimos años se ha observado una tendencia por desarrollar la habilidad de escribir a mano.

El auge de la escritura debe su éxito a las técnicas de caligrafía, lettering y letra cursiva o manuscrita. Y aunque a simple vista parecen muy similares, en realidad se diferencian por sus aplicaciones y las herramientas que utilizan para su elaboración.

“La manuscrita es un método de escritura que se desarrolló con base en las formas letras estilo copperplate para agilizar la redacción de documentos. Es una técnica sencilla cuyo principal uso es la redacción de textos.

Se apoya de un bolígrafo, el cual, casi no se despega del papel, por lo tanto, no proporciona un contraste, ni un cuidado en los trazos”, señalaron Rodolfo y Aspacía Kusulas, cofundadores de Kous, estudio de diseño.

La caligrafía se define como el arte de escribir. De acuerdo con los expertos es una técnica muy antigua en la que existe un cuidado minucioso de los trazos y formas de las letras para lograr un escrito hermoso.

Para trabajarla es necesario contar con herramientas especiales como plumillas o marcadores punta pincel, los cuales permitirán crear un contraste en los trazos de las letras al intercalar líneas gruesas y delgadas.

A diferencia de la caligrafía, el lettering es una práctica más libre. Si bien se conceptualiza como el arte de dibujar letras con base en las formas de la caligrafía, permite utilizar todo tipo de herramientas: plumones, acuarelas o gises. 

Mezcla una gran variedad de colores y estilos, e incluso puede adaptarse a grandes formatos como letreros o carteles.

“Por sus características, la caligrafía puede utilizarse para un contexto clásico o elegante, por ejemplo, para la elaboración de invitaciones para una boda; mientras que el lettering puede aplicarse a proyectos escolares o a algún material dedicado a niños”, refieren los expertos.

Mucha gente piensa que no puede practicar alguno de estos métodos de escritura manual debido a que no poseen una letra bonita, Rodolfo y Aspacía recomiendan dejar de lado dichos complejos y animarse a aprender alguna de estas técnicas pues solo practicando podemos desarrollar habilidades.